martes, 17 de febrero de 2009

Vikingos, alienígenas y marines espaciales... . Si los ponemos juntos en una película uno esperaría encontrar "Outlander" en las estanterías del videoclub más cercano, protagonizada por cualquier secundario de Hollywood en horas bajas o una ex-estrella de la lucha libre, pero ni mucho menos: entre los actores principales podemos encontrar a Jim Caviezel, John Hurt y Ron Perlman. En la dirección, Howard McCain, que ha tenido el dudoso honor de guionizar la tercera entrega de "Underworld" y el futuro remake de "Conan".
Noruega, año 708. Una nave espacial se estrella en un lago, dejando sólo dos supervivientes: Kainan, soldado de un lejano planeta, y la criatura llamada Moorwen, su peor enemigo. Capturado por los vikingos de un asentamiento cercano, Kainan tendrá que intentar convencerles de la amenaza que supone el monstruo antes de que acabe con todos ellos.


Escondido muy en el fondo de este argumento se encuentra el poema anglosajón "Beowulf", que ha servido de inspiración a cosas tan diferentes como un despropósito del mismo nombre encabezado por Christopher Lambert y "El Guerrero Número 13". Con ese material, actores de cierto renombre y presupuesto suficiente para efectos especiales el resultado debería ser bueno ¿o no?

Siendo objetivos, podríamos decir que "Depredador" es básicamente la misma historia, cambiando tiempo y lugar. ¿Por qué ésta no tendría que funcionar?

Lo cierto es que superada la desconfianza inicial y asumiendo lo que uno va a ver (supongo que nadie espera algo de David Lynch cuando compra la entrada), la película resulta entretenida y bastante bien planteada. La historia es de lo más trillado pero por suerte no se limita a ser una cacería de bichos y se toma algo de tiempo para presentar a los personajes y las situaciones. Incluso se permite algunos momentos emotivos, más que épicos, en su final, lo que demuestra que el director no quería sólo solucionar la papeleta.

Hay que destacar especialmente la ambientación del poblado vikingo y el esfuerzo por dar credibilidad a armas y armaduras, y en general a todo el periodo histórico. Puede que se eligiese la época porque queda muy bien en pantalla, pero se percibe que hay un interés en que lo que se muestra sea algo más que un decorado. Las partes futuristas tampoco están mal, pero quizá la nave espacial, el traje y el fusil del "marine" Kainan tienen menos mérito porque no deben ceñirse a ningún modelo real.

También la criatura está bien diseñada y como en las buenas películas de terror, no aparece en pantalla claramente hasta después de bastantes minutos, cuando hemos visto suficientes muestras indirectas de su letalidad. Por continuar con las referencias a clásicos del género, no llega al nivel de un Predator o un alien, pero hace bien su papel.

En el lado negativo, tomar "Beowulf" como referencia en algunos casos ha resultado más perjudicial que una ayuda. Por ejemplo, (spoiler) introducir en la trama a la cría del monstruo diluye un poco su aura de terror. En este caso, menos es mas: si el Moorwen ya nos parecía imponente y terrorífico por sí mismo, no necesitamos una copia suya en formato reducido correteando por ahí.

Para terminar diría que "Outlander" no aporta nada revolucionario pero divierte y cumple su papel durante las dos horas que dura, es decir, divertir sin complicaciones. Es una de esas que guardas en la estantería y que vuelves a ver con palomitas en una tarde de domingo aburrida, que tampoco está nada mal.

5 comentarios:

  1. Totalmetne de acuerdo contigo en que es una película de domingo pero matizando un poco. De domingo,en casa y con los colegas para poder echarse unas risas.

    Yo es que fué ver el anuncio y pensé: "Si quitamios a los marines y los sustituimos por vikingos(como bien dices) y modificamos el aspecto del bicho...". Así que decidir no verla, tal vez lo haga en un futuro pero no sé. No me ha llamdo la atención y eso que el elenco de actores no estaba mal.

    Eso sí, como idea para partida...pero eso es otra historia para otro momento, que esto es una crítica a la peli :P.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente lo hablaba con un colega, una pelicula que sin un guion espectacular, con unos efectos especiales correctos y grandes dosis de accion consigue un mas que potable resultado. Es como Depredador.. una de esas peliculas que no destilan por su calidad pero que tienen un carisma especial.

    ResponderEliminar
  3. Buenas

    A mi me dijeron de principio que esta peli era un truño, asi que ya me la vi preparado para lo peor, pero no me disgusto. Desde luego no es una peli para añadir a la lista de "Peliculas de mi vida", pero se deja ver.

    Y coincido contigo en lo de la cria.


    SPOILER!


    En la peli se dice que exterminan a la raza de los moorwen, y solo sobrevive uno. Ya va a ser casualidad que encima sea una hembra y embarazada.

    FIN SPOILER!

    ResponderEliminar
  4. Saludos desde la noche eterna..

    Que casualidad! Precisamente acabo de ver esta peli el fin de semana. Coincido con todos los argumentos. Es una pelicula divertida. Que entretiene y dos da unas 2 buenas horas de diverson, mounstros y vikingos.

    Soy de la idea que el cine es para eso. Los orgasmos intelectuales son para otros lados.

    En lo personal me gusto mucho la idea de mezclar dos "tiempos".

    Jkeats, deberias hacer una reseña de como mezclar dos juegos en una sola historia. Quiza con algunos flashbacks jugables, bien podriamos tomar un juego de ciencia ficcion como Fire Angel y mezclaro con "fantasia" como D&D.

    ¿Que te parece

    ResponderEliminar
  5. Yavhe, es una buena idea, anoto tu sugerencia para un futuro artículo.

    Personalmente sólo he mezclado dos épocas una vez, usando viajes en el tiempo como excusa. Los personajes, nativos de un mundo medieval fantástico, visitaban el Londres victoriano por accidente.

    Con un sistema genérico el viaje entre universos paralelos es posible y lo que es más importante, sencillo. Hablaremos de ésta y otras opciones ámpliamente.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar