lunes, 1 de septiembre de 2008


Demonbane sería otro anime de robots gigantes si no fuera por algunos detalles peculiares, que pueden entreverse en su sinopsis:
Kuro Daijuuji es un detective y ex-estudiante de magia que malvive en Arkham, una metrópolis futurista plagada de hechiceros y alta tecnología. Su vida cambia cuando la poderosa familia Hadou le pide que recupere un antiguo grimorio, buscado también por la Logia Negra, una organización criminal que siembra el caos y la destrucción en la ciudad. Por casualidad Kuro encontrará dará con el grimorio, que a pesar de ser un libro adopta la forma de una joven llamada Al Azif. Perseguidos por todos, harán un pacto que convertirá al detective en un poderoso magius capaz de controlar un gigantesco robot: el Deus Machina Demonbane.


Entre otros detalles, el protagonista está inspirado en Titus Crow y los "grimorios", aquí representados con forma femenina, reciben los nombres "Cultes des Goules", "Manuscritos Pnakoticos", "De Vermis Mysteriis", etc. Los mechas asociados a ellos incluyen a un "Lord Byakhee", "Dagon" o "El Sin Nombre", refiriéndose a La Ciudad Sin Nombre de H.P. Lovecraft.

Si no fuera porque no se toman tan en serio los Mitos de Cthulhu, nos remitiría al más moderno CthulhuTech (aunque esta saga es bastante anterior). Como dato interesante, Demonbane está basado en un juego de PC publicado en 2003 que tuvo secuela en PS2 un año más tarde, y aparte del anime existen 5 novelas que continúan la historia.

El opening, para los que tengan curiosidad de ver lo que resulta de esta mezcla de géneros:

1 comentarios:

  1. Suena interesante, lastima de mi aversion al manga, anime y similares.

    ResponderEliminar