martes, 23 de septiembre de 2008

En el contexto de la ficción, el canon de un universo ficticio comprende aquellas novelas, historias, películas, etc. que se consideran "oficiales" o desarrolladas dentro del contexto "real" de la historia, así como ciertos eventos, personajes y hechos claves que tienen una existencia lógica dentro del universo. - Wikipedia

La película era "La Amenaza Fantasma". En la pantalla, alguien hablaba de unos seres microscópicos, los midiclorianos, que eran los que proporcionaban a los jedi la capacidad de usar la Fuerza. "Bien", pensé. "Ya no se trata de una energía mística, sino de alguien pillando un resfriado bien gordo en un planeta extraterrestre". Uno de los conceptos más sencillos pero a la vez más elegantes como metáfora del poder de cada uno y la superación personal había sido transformado por obra y gracia de nuestro Papa Barbudo, Lucas I, en algo más parecido a una infección. Si llevas bastantes de esos bichejos en la sangre, ¡héroe instantáneo!

Creo que fue en ese momento cuando me di cuenta de que ni siquiera ser el autor original de una saga garantizaba que con el paso de los años no perdieses la chaveta y comenzases a fastidiar el universo que habías creado. El canon aceptado de Star Wars ahora hablaría de la Fuerza como algo biológico, los jedis podrían hacer acrobacias chulas y los poderes usarse de forma más destructiva. Como broma, después de "La Venganza de los Sith" en los foros se comentaba que tendrían que reescribir los manuales del juego de rol de La Guerra de las Galaxias, porque si Yoda podía usar el empujón para hacer papilla a los guardias de Palpatine ¿por qué nosotros no? ¡No queremos quedarnos atrás! ¡Nada de jedis de los 80, con sus túnicas y su buen rollito!

La nueva historia oficial también nos enseñó (aparte de que desde terreno alto te matan automáticamente) que Boba Fett no era un soldado renegado con un pasado trágico sino el clon de un mercenario anterior, Jango Fett. Una buena forma de cargarse el carisma de un personaje: haciendo que sea la copia de otro que por si fuera poco murió de forma ridícula. Y si alguien se preguntaba hace años qué serían las Guerras Clónicas -ahora en cines y motivo lejano de este artículo-, Lucas nos lo responde: pues... guerras con clones ¿o qué esperabas? También de Jango Fett, para qué complicarse buscando algo un poco más original. A ver si con tanto parecido hacemos pensar a esos fanáticos que están viendo otra vez "El Retorno del Jedi".

¿Qué fue de todas las novelas y comics que contaban historias de antes y después de la trilogía original? ¿Hay que borrarlas y sustituirlas por el cúmulo de despropósitos del nuevo canon? Que levante la mano el que quiera golpear a nuestro querido George con su nueva y flamante copia del Star Wars SAGA, llena de explicaciones absurdas para todo y nuevos personajes de relleno (pero que quedan muy bien como figura de regalo en McDonalds).

No quiero ni pensar qué sería de "El Señor de los Anillos" si Tolkien viviese en la época actual, aunque ya tenemos a su hijo Christopher para iluminarnos con ediciones anotadas y nuevas novelas sacadas de la papelera de su padre. Por si fuera poco los de New Line Cinema quieren dividir la película de "El Hobbit" en dos. Preparémonos para algún ejercicio de creatividad similar a lo de meter a la insoportable de Arwen en "La Comunidad del Anillo". Reconozco que me parto de risa cuando ojeo el manual que sacaron los de Decipher y llego a las partes tituladas "En la película" y "En las novelas". Que deberían llamarse "Lo que dejó escrito ese viejo profesor" y "Lo que nos sacamos de la manga y mola de verdad". Ya lo estoy viendo, la segunda parte de "El Hobbit" contará cómo Bilbo usó el poder de invisibilidad del Anillo Único para convertirse en el primer superhéroe de la Tierra Media, formando un supergrupo con Gandalf El Gris, ElrondMan y el Fantástico Hombre Árbol.

El mejor para dirigirla sería Frank Miller, desde luego. Tendríamos la enésima versión de "Sin City", con un hobbit en blanco y negro corriendo por las azoteas de Rivendel (en blanco y negro), perseguido por orcos en blanco, negro... y rojo. Ya que hemos tocado el tema, ¿hay alguien que haya leído "The Spirit" y no piense que Eisner se estará revolviendo en su tumba?

Volviendo al asunto por el que empezamos, el canon en ocasiones apesta. Mi ejemplo favorito en los juegos de rol es Dark Sun, uno de los mejores mundos de AD&D 2ª edición. Un mundo devastado en el que una criatura tiene casi el poder de un dios: EL DRAGÓN DE TYR. Así, con mayúsculas. Un suplemento entero, "Valle de Polvo y Fuego" se dedica a hablarnos de las dificultades de enfrentarse a esa criatura y de los planes de emergencia que tiene en caso de ataque, desde ejércitos de golems de obsidiana a rutas de escape por puertas dimensionales... , en una ciudadela que parece el Fort Knox del desierto. Y llega una trilogía de novelas cualquiera y un grupo de personajes se lo carga. Con una espada, al más puro estilo Conan. Uno se queda mirando las páginas y piensa ¿tenemos que considerar esta fantasmada parte de la línea oficial? ¿Y dejar que nos cambie el status quo de toda una ambientación?

Sé que la respuesta que me darán será "pues quédate con lo que te guste". Pues a la mierda la nueva trilogía, la reedición de Forgotten Realms y las novelas cutres de Vampiro o la Dragonlance. Aunque suponga ir a contracorriente, pasar de las nuevas versiones "mejoradas y expandidas" y resignarse a reescribir y adaptar con reglas de la casa el escaso material que se pueda salvar. Si mantenerse fiel al espíritu de nuestros universos de juego es sinónimo de olvidar el canon actual y quedarse anclado en el pasado, que me vayan haciendo sitio en los 70, 80 y 90.

16 comentarios:

  1. Vaya, no puedo estar más de acuerdo contigo. No sólo en cuanto al fondo (esa manía por destruir aquello que en un principio estaba bien hecho), sino que tb en los ejemplos que citas.
    La nueva trilogía de Star Wars perdió toda credibilidad ante mí desde el momento en que se habló de los midiclorianos. Y si en algún momento quise darle una nueva oportunidad, ver a Yoda convertido en un luchador de destreza 18 termino por reafirmarme en mi negativa a aceptar esa trilogía con guiones de libro infantil.

    En cuanto a Dark Sun, con mi grupo estamos jugando una campaña, pero deliberadamente he decidido hacer caso omiso de todos los cambios que introdujeron las novelas. Me quedo con el escenario tal como lo presentaron: con Kalak vivo y coleando, con el Dragón asolando el valle de polvo y fuego y con Sadira, Neeva y sus amigos aún en el anonimato.

    ResponderEliminar
  2. Razón no te falta, no señor, aunque yo también metería en el mismo saco a la última peli de Indiana Jones (hacía tiempo que no salía tan cabreado de un cine ... creo que fue con la de Beowulf de Christopher Lambert).

    ResponderEliminar
  3. Debe ser que nos hacemos viejos :)

    Como dice Karina, "cualquier tiempo pasado nos parece mejor"

    A veces volver al canon original puede ser malo, y como ejemplo voy a poner a Spidermn y la chapuza que esta haciendo ahora Quesada.

    Otras el cambio puede chocar, pero acabas por aceptarlo, incluso a echar de menos el primer cambio cuando te meten un segundo cambio aun mas bestia, estoy pensando en la saga de Battletech/Mechwarrior y toda la parafernalia de caballeros neomedievales luchando en maquinas de tecnologia perdida... llegan los clanes y el juego cambia de filosofia, de canon, y ahora con la Jihad da otra vuelta de tuerca mas y te hace pensar que alguien te toma el pelo en alguna parte.

    En fin, como digo, tal vez es simplemente que nos hacemos viejos :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hacía tiempo que no leía un artículo tan bueno, con tanta pasión dentro de sus letras.

    Hoy te has superado, mostro.

    Aunque esto casi equivale a un : cualquier tiempo pasado fue mejor, lo cierto es que estoy totalmente de acuerdo.

    Ya solo falta que nos jodan Matadero 5 de Kurt.

    ResponderEliminar
  5. Para mí el ejemplo más sonado de cambiar el canon hasta hacer irreconocible el concepto original es el de Dragonlance.

    Dragonlance es en su esencia un mundo con buenos muy majos y malos muy malos, con dragones en un bando y en otro y una guerra entre el bien y el mal.

    Y después empezamos con las novelas a meter dragones titánicos, dioses que desaparecen, guerras de almas... al final del cuento la esencia del mundo había desaparecido (al menos en mi opinión).

    Yo creo que esto es debido a nuestro intento de dar "una vuelta de tuerca más", a no quedarse estancados, y suele pasar siempre que una serie tiene que aguantar 17 temporadas (Homer Simpson cada vez es más parecido a un loco peligroso que a un padre de familia como en las primeras temporadas), o un juego de rol 70 suplementos (al final la historia del Mundo de Tinieblas 1.0 no había quien la siguiera).

    Vivimos en una época complicada donde los cambios se producen (e incluso se exigen) muy deprisa, sin darnos tiempo a asumirlos. Puede que tenga algo que ver.

    Un saludo,
    Carlos

    ResponderEliminar
  6. Hablas con sabiduría, hace rato que no pasaba por acá y me encuentro con este buen artículo.

    Saludos desde el frío sur del mundo.

    ResponderEliminar
  7. Fantástico artículo y fantástica reflexión. Está claro que un Director de Juego puede apropiarse de un concepto que no es suyo y modificarlo si cree que se mejora el entorno o la historia. Yo modifico las cosas que no me gustan de Ravenloft sin pestañear; y pocas veces el resultado deja de ser satisfactorio.

    Contemplador.
    enlaretina.bytez.org.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo con el articulo. A mi una de las cosas que más duele es la segunda caja de Dark Sun, donde la originalidad del juego desaperece en aras de la grandeza de los personajes de las novelas. Aunque más les debio doler a los que se compraron "Valle de polvo y fuego" en USA, porque la segunda caja se puso a la venta seis meses despues más o menos con lo que "Valle de..." no servía para nada. O el mejor ejemplo de que en las ambientaciones y reglas oficiales lo mejor es quedarse con lo que se acomode a nuestro canon y prescindir del resto. En el fondo no es que nos hagamos viejos sino que el rol no deja de ser un negocio, por malo que sea, con lo que las editoriales deben darle una vuelta de tuerca a su material para seguir vendiendo. Desde mi punto de vista lo que deberían hacer es reconocer que todo juego tiene un ciclo de vida propio y una vez agotado estirarlo lleva al absurdo. Lo mejor sería sacar nuevos juegos y no masacrar los ya existentes con relecturas continuas. Un juego cuyo ciclo termina o se cancela o se mantiene estable con reimpresiones para los fans nuevos.
    Felicidades por el blog y perdon por la chapa tan larga que he dado.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo aunque a mí no me encanto la saga original de Star Wars tanto.

    Pero lo de siempre: ¿no le damos nosotros alas a que lo hagan? D&D 4ª edición: megacrítica, que si licencia polémica, que si videojuego, que si destruyen todas las ambientaciones... pero luego fracaso de ventas no ha sido, precisamente.

    ResponderEliminar
  10. Yo!!! Yo!!! Yo!!!

    Yo levanto la mano para que le den en toda la chola al George Lucas y lo desmayen, por dios!

    Completamente de acuerdo en todo tu análisis.

    ResponderEliminar
  11. Pues mira que todos nos sentimos tocados...

    Recuerdo que en el cine pensé lo mismo, cuando fui a ver Epidosio I... de repente era todo como Dragon Ball, que podían medir el Ki... Lo peor de todo es que ese cambio ni siquiera sirvió para agregar "algo" a la trama general de SW, fue una idiotez de Lucas que luego suavizó o no cuajó por algo (probablemente los fans?). Es lo que dicen de Fading Suns, no es un cambio que uno puede obviar fácil, son cosas básicas que te las escupen a la cara.

    Coincido con tiglat, y es que creo que ninguna empresa sabe manejar bien un éxito. Aquí en Argentina pongo siempre el mismo ejemplo: las series de TV y algunas novelas empiezan bien, pero llegan a un punto en el que se nota de lejos que están estiradas a más no poder, agregan personas raros, sacan ponen matan sacan ponen de nuevo, y luego la serie se cancela por bajo rating. Nadie sabe "matar" un éxito dándole un buen final en el momento justo, y mucho menos alargarlo decentemente.

    Digo nadie por nadie de la industria, porque yo siempre digo que un buen argumento, un buen guión no cuesta nada. Hay muchos escritores talentosos pero todo se va en comprar luces de colores.

    ResponderEliminar
  12. Tiglat ha dado en el clavo totalmente. Creo que siempre acaba chocando la intención de contar una buena historia con la de ganar dinero. El comienzo, desarrollo y conclusión naturales acaban no siendo suficiente para los autores o los productores, que se resisten a matar a la gallina de los huevos de oro. Por eso sacan películas y novelas que sólo tienen de Star Wars el logotipo y dan vergüenza ajena. Y por eso, por mucho que nos pese, en unos años tendremos otra trilogía, un Indiana Jones de geriátrico y D&D 5ª Edición Supersaiyan.

    Un saludo y gracias a todos por pasaros por aquí.

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena por esta entrada, porque creo que estás muy acertado en todo lo que dices.

    Lo malo que tiene la gallina de los huevos de oro, es que si la exiges demasiado acabas matándola, y en realidad, hay veces que hasta es deseable que eso ocurra antes de ver como el talento en un producto (lease tambien saga, serie...) agoniza.

    F&H

    ResponderEliminar
  14. Genial el artículo, me he partido la caja. Y por supuesto, tienes toda la razón, pero me temo que nada va a cambiar, y seguiremos viendo sagas y mundos estirados como un chicle.

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que hay que saber distinguir entre una buena progresion y cargarse una ambientacion por no tener el pulso donde toca (en el caso de Darksun teniendo a desTroyer Denning en el guion es lo que tocaba). Por ejemplo en Pentaprisma (que por cierto es una pentalogia (si se hubiese quedado en trilogia diria que es ideal incluso, lo que sobra son las dos obras del final, y por cierto deberias marcar que vas a soltar el pedazo spoiler de la saga ¿No?) creo que queda muy bien el asunto de la muerte de Kalak, es algo traumatico pero muy bien llevado, pero ¿La muerte del Dragon de Tyr (por no contar casi que todos los reyes hechiceros)? ¿De que? Una pifia del doce sin duda.

    En cuanto a Lucas... en fin, vacas locas, seguro XD

    ResponderEliminar