jueves, 7 de agosto de 2008

Basada en la novela “Darkly Dreaming Dexter” de Jeff Lindsay, Dexter es otra de esas series de nueva hornada en las que el protagonista no es sólo un antihéroe sino también un outsider, alguien ajeno a las convenciones o a las normas habituales de conducta. Pero para dar otra vuelta de tuerca en este caso no se trata de un médico genial tremendamente ácido, un abogado sin escrúpulos o un escritor alcohólico adicto al sexo: Dexter es un asesino en serie.

Siguiendo la descripción clásica de los superhéroes: por el día Dexter es un forense experto en manchas de sangre del Departamento de Policía de Miami; por la noche, un psicópata convertido en ejecutor implacable que busca a aquellos que han escapado del sistema y les aplica su particular justicia. O lo que él entiende por justicia: hacer que los culpables se enfrenten a sus crímenes y luego despedazarlos. Esta forma de vida y su peculiar código de conducta se los inculcó su padre adoptivo, un policía veterano que descubrió sus oscuras obsesiones y le entrenó para canalizarlas y que no le destruyesen.

Michael C. Hall, al que ya vimos como coprotagonista en la serie de culto A Dos Metros Bajo Tierra, borda aquí el papel de asesino impasible y totalmente desconectado de sus sentimientos que debe enfrentarse a cambios en su vida cuando alguien más perfeccionista y refinado en el crimen que él aparece en escena.

Dexter consta de tres temporadas de 12 capítulos cada una, la primera basada en la primera novela de la saga y la segunda con guión totalmente original. Lo mismo ocurre con la tercera, aunque ésta todavía no se ha estrenado en EE.UU (la fecha prevista es el 28 de Septiembre) y tardará un tiempo en llegar a nuestras pantallas. A diferencia de otras series de éxito, las andanzas de nuestro forense psicópata no son autoconclusivas, así que no es recomendable perderse un capítulo. Esto puede chocar a los que, como yo, estén acostumbrados al estilo de CSI o House, pero a la larga es una ventaja porque da más profundidad a los personajes, incrementa la tensión y crea verdaderos arcos argumentales a los que engancharse.

Como anécdota hay que decir que en Estados Unidos una asociación de padres pidió que se cancelase la emisión de la primera temporada y fuese relegada a la televisión por cable debido a que “invitaba al público a empatizar con un asesino, desear que tuviese éxito en sus acciones y que no fuese atrapado”. Por suerte la cadena ignoró sus requerimientos.

En el juego
Es difícil utilizar a Dexter como PNJ debido a que es un psicópata muy diferente a Hannibal Lecter, mucho más espectacular y maquiavélico. Este “asesino en serie con algo de humanidad” sería más adecuado en otros escenarios:
  • Como PJ infiltrado dentro del grupo de jugadores, en una partida one-shot en la que haya que investigar sus crímenes. La sorpresa y el enfrentamiento final será digno de verse.
  • Como PJ infiltrado pero incluido dentro una campaña, donde las pistas de que hay un psicópata justiciero actuando pueden ir surgiendo poco a poco, sin mezclarse con la historia principal. La investigación sería una de las muchas posibles subtramas. El reto en este caso sería para el jugador que lo interprete, que tendrá que mantener las apariencias a la vez que sacia su necesidad de matar.
  • Como PJ único para la típica partida one-shot de 1 master + 1 jugador que se improvisa en el último momento porque el resto del grupo ha fallado. Echar un vistazo a la sinopsis de las novelas de la saga, cuatro por ahora, dará ideas suficientes.
Perfil de Dexter Morgan:
  • Rasgos Físicos: Superiores a la media por el entrenamiento. Atlético. Sigiloso.
  • Rasgos Intelectuales: Superiores a la media en cuanto a razonamiento lógico. Metódico. Perceptivo.
  • Habilidades: Ciencia Forense. Informática. Caza. Supervivencia. Armas de Fuego. Cerrajería.
  • Ventajas:Impasible, es muy difícil sorprenderle o asustarle. Recursos, tiene acceso al laboratorio, equipo y bases de datos de la policía.
  • Desventajas: Compulsivo, debe asesinar cada cierto tiempo para aplacar su “voz interior”.Código de conducta, el “Código de Harry”, su padre, que le obliga a matar únicamente a criminales con delitos de sangre probados. Exceso de confianza, los años que lleva matando le hacen cometer imprudencias y errores de juicio ocasionales. Sin sentimientos, frío y muy poco empático, lo que le da problemas en el trato personal. Lazos familiares, con el tiempo se ha encariñado con Deb, su hermanastra, y Rita, su novia, además de con sus hijos. Enemigo, el sargento James Doakes sospecha de él y le vigila.
Para finalizar, los títulos de crédito iniciales de la serie, que demuestran que preparar el desayuno puede ser más violento de lo que nadie se imagina.

2 comentarios:

  1. En relacion a lo que propones en la campaña de Kult que acabe este año (dos años y medio nos duro) el primer capitulo fue precisamente de un asesino en serio que para sorpresa de todo el grupo resulto ser un miembro del grupo (era un jugador con el que ya habia hablado y con el que estaba compinchado). Finalmente al descubrirle el PJ consiguio huir convirtiendose asi en un PNJ que vivio una curiosa relacion de presa-cazador (y amor-odio) con el resto de personaje (y jugadores) empeñados tanto en cazarle como en entender por que les habia traicionado.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a esta reseña he emezado a ver la serie, el primer capitulo esta bien... tampoco es nada del otro mundo, pero se deja ver.

    A ver los siguientes que tienen, es dificil que me enganche una serie de TV

    Un saludo.

    ResponderEliminar