viernes, 6 de junio de 2008


Máscaras de Matar, de León Arsenal

Los Seis Dedos, así es como llaman sus habitantes a las tierras situadas entre la cordillera del Bal Bartán y las grandes llanuras orientales, y nadie sabe a ciencia cierta el origen de tal nombre. Unos dicen que se debe a las seis regiones que los forman, y otros, que a los seis pueblos que los habitan, pero ambas explicaciones son, con toda seguridad, falsas.

Una gran inquietud atraviesa este territorio, porque al este se ha levantado un enorme ejército que pretende conquistar el mundo a sangre y fuego, encabezado por la Cufa Sabut, la temible máscara del poder, que ha resurgido del pasado como una pesadilla de odio y violencia.

Los tres protagonistas deberán enfrentarse a la amenaza oriental y cumplir la misión de dar muerte a la cruel bruja Tuga Tursa, condenada por el más execrable de los crímenes, el incendio del santuario de Arbar y el asesinato de sus habitantes.


Descrita así parece una más (¿de nuevo el viaje de un grupo hacia el oscuro peligro?) pero esta novela, primera ganadora del premio Minotauro, nos sumerge en un mundo fantástico que intenta alejarse de los tópicos del género. Su mayor atractivo consiste en la descripción que hace de la elaborada sociedad de sus habitantes y en especial su relación con las máscaras, que tienen una entidad y personalidad propias. Los elementos para una ambientación "roleable" están ahí, y lo que es más importante, aportando rasgos originales que obliguen a los jugadores a salirse de los esquemas preconcebidos de la fantasía heroica medieval.


Máquinas Mortales, de Philip Reeve
Era una oscura y tormentosa tarde de primavera, y la ciudad de Londres perseguía a un pequeño pueblo minero a través del lecho reseco del viejo Mar del Norte. (...) En tiempos más felices, Londres nunca se hubiera molestado por una presa débil. La gran ciudad-tracción había empleado antaño sus días en la caza de ciudades mayores que ésta, yendo hacia el norte hasta los bordes del Desierto de Hielo y hacia el sur hasta las orillas del Mediterráneo. Pero en los últimos tiempos, cualquier tipo de presa había empezado a escasear y algunas ciudades mayores comenzaban ya a mirar a Londres con ojos hambrientos.

Este párrafo y sobre todo la primera frase, igual que el "Llamadme Ismael" de Moby Dick, tiene la capacidad de intrigar y enganchar a cualquier lector. Estamos en un mundo alternativo en el que la tecnología es la nueva religión y las ciudades se han convertido en gigantescos monstruos móviles llenos de engranajes que se cazan unos a otros para hacerse con los escasos recursos que quedan en el continente. Con este sorprendente telón de fondo, Tom, el protagonista y miembro del Gremio de Historiadores, se ve envuelto sin quererlo en un intento de asesinato que le llevará a caer de la ciudad y tener que sobrevivir en el desolado páramo... junto con la asesina frustrada.

Únicamente por el entorno ya merecería la pena jugar en esta ambientación, el sueño de cualquier aficionado al steampunk o la época victoriana. Por si fuera poco los personajes y las organizaciones a su alrededor también son interesantes.


Stravaganza: La Ciudad de las Máscaras, de Mary Hoffman
Imagínate que estás enfermo en la cama y de repente te ves transportado a un mundo sofisticado, donde florecen el engaño y la intriga. Elegantes terciopelos, espléndidas máscaras, traiciones políticas, una duquesa exigente y arrogante... . Así es el mundo de Bellezza adonde Lucien se ve conducido. Lucien, inmerso en un quimérico viaje, descubre que es un 'stravagante', alguien que, con ayuda de un talismán, puede trasladarse en el tiempo y el espacio. Pero eso no es todo, al parecer su presencia es de vital importancia para salvar del desastre a la ciudad de Bellezza... .

Con un comienzo que recuerda de manera inequívoca a "La Princesa Prometida", esta novela nos traslada a una versión alternativa de Italia y de una de sus ciudades más emblemáticas: Venecia. Hay que destacar el nivel de detalle del mundo y que a pesar de recurrir al tópico del "chico que descubre que tiene poderes", la autora consigue crear una trama en la que lo fantástico queda perfectamente entretejido y funciona con unas reglas propias y originales (que nosotros podemos aprovechar). La etiqueta de "literatura juvenil" que se le suele poner a este libro, el primero de la saga, resulta engañosa.

2 comentarios:

  1. "Máscaras de Matar" es material rolero de primera, totalmente recomendable.

    ResponderEliminar
  2. Pues "Mascaras de Matar" no tiene mala pinta, aunque el que mas me llama es el de "Maquinas Mortales", parece algo nuevo y original.

    ResponderEliminar