lunes, 28 de enero de 2008


"Adiós a las Armas" es el nombre de la aventura autoconclusiva (que al final no lo fué) que supuso la vuelta de mi grupo al rol activo, después de unos meses dedicados a los juegos de tablero. El elegido para este regreso fue Star Wars D6, para mi gusto el sistema que más ayuda a que jugadores y master logren el espíritu de aventura y acción de las películas.

De la sesión aprendí 3 cosas básicas que ya debería saber sobre los one-shots:
  • Llevar siempre los personajes pregenerados. No importa que en D6 se tarden 15 minutos en preparar, ese tiempo tenderá a extenderse hacia el infinito al primer inconveniente. La personalización merece la pena sacrificarla por una tarde, y además, hacer que los jugadores lleven arquetipos no habituales es un buen reto.
  • El grupo debe empezar unido. Es mejor pensar previamente una buena razón para que trabajen juntos que intentar que se conozcan en la propia aventura.
  • Hay que ser claro y conciso, sin caer en el direccionismo pero proporcionando a los PJs una líneas argumentales claras a las que ceñirse. Dar libertad no significa dejar posibilidades infinitas, que son la mejor receta para que un one-shot se vuelva incontrolable (y difícil de concluir en el tiempo dado).

A la hora de escribir la aventura tenía claro que no podía tratarse de una historia de ciencia ficción convencional. Star Wars sigue unas normas propias, por las que en muchas ocasiones se ha dicho de las películas que son "westerns en el espacio" o como mínimo ejemplos de space-opera. La trilogía tiene más de espectáculo que de reflexión sobre el futuro y es más parecida a Indiana Jones o la saga de James Bond que a "2001: Una Odisea del Espacio". Las naves, los alienígenas y los planetas extraños son escenario, no parte indispensable del trasfondo.

Cronológicamente, el momento más interesante siempre me ha parecido el de las propias películas. En este caso elegí que los protagonistas se encontrasen justo después de la destrucción de Alderaan, cuando el Imperio es más fuerte, tras terminar la Estrella de la Muerte y probarla con éxito. Esto también da posibilidades como que los PJs se crucen con los grandes héroes de la rebelión, pero personalmente prefiero evitarlo. Han, Luke, Leia y los demás deben parecer míticos y distantes, no compañeros de taberna (espacial).

El argumento a grandes rasgos era el siguiente:

Tras responder a la llamada de socorro de un carguero espacial, la astronave Osiris descubre que en el cuadrante de origen de la señal sólo quedan restos y un cascarón vacío. Los testimonios de los pocos supervivientes sumados a los datos rescatados del pecio, parecen indicar que su misión no era tan inocente como aparentaba. La Alianza Rebelde pagaría muy bien a aquellos que recuperasen las cápsulas de salvamento perdidas y averiguasen qué merece tanto la pena ocultar en ese sistema.


Como punto importante, y que yo no tomé lo suficiente en cuenta, diría que aquello que se descubra en el planeta tiene que merecer con creces el esfuerzo de los PJs. Si va a producirse un enfrentamiento contra cazas del Imperio, soldados de asalto y monstruos alienígenas, qué menos que proporcionar una recompensa a la medida. En esta aventura el secreto era una factoría de andadores imperiales (que yo recuerdo haber llamado en mi infancia "mastodontes imperiales", ¿a alguien le suena?), pero quizá la sorpresa sería mayor si lo que descubren es una base subterránea que almacena clones del Emperador, como ocurría en la serie de cómics "Imperio Oscuro".

La partida no concluyó, pero creo que a pesar de las limitaciones de tiempo captó el interés de los jugadores y no se hizo pesada. Estoy bastante satisfecho del resultado. Espero que podamos volver a organizar otra epopeya galática, ésta más épica y de mayor magnitud. Star Wars D6 sigue siendo uno de esos juegos redondos, bien planteados, bien diseñados y en los que sistema y ambientación encajan perfectamente para ello.

2 comentarios:

  1. ¡Qué envidia! Mi grupo de rol últimamente sólo se dedica a las cartas magic.

    Saludos y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
  2. Puajj!! Durante años fui quemador de cartas de magic siempre q tenía la posibilidad y sobre todo en grandes eventos como las GenCon o Jornadas como las de la UPC. Yo he creado un nuevo grupo y mi elegido ha sido MERP libro rojo, lo se es muy complejo, pero tras la primera sesión me he creado un excel para agilizar el combate a ver que tal funciona y tengo en mente un par de partidas de Star Wars D6 pero segunda edición. Ya os contaré!!

    ResponderEliminar