martes, 27 de noviembre de 2007

Entro en el IMDB antes de escribir esta reseña para ver qué nota le dan los espectadores a esta película y me encuentro con un sorprendente 6.4. Digo sorprendente porque yo no le daría ni 4.6, puede que algo entre el 2 y el 3, siendo generoso. "Resident Evil: Extinción" es lo que se consigue con algo de presupuesto (cualquier fan lo haría mejor con ese dinero) y un guión pésimo (repetimos, cualquier fan lo haría mejor): una película mala con efectos, escenarios y actores pasables que no consiguen salvarla del pozo del horror. Sé que no debería haber esperado nada de la tercera entrega de la adaptación de un videojuego, pero supongo que los zombis me pueden. Culpa mía.

Quizá lo peor de la película sean sus pretensiones, las ganas de ser más de lo que es, el final (espero) de una saga que ha avanzado siempre a trompicones. El director, que en su día firmó "Los Inmortales", consigue aquí algo que parece un capítulo mediocre de "Mas Allá del Límite". De aquí en adelante hablaré sobre el argumento de la película, asi que el que quiera verla que no siga leyendo, o que corra el riesgo.

Para empezar, el espectador se encuentra con un breve resumen de lo ocurrido hasta el momento: el virus zombi se ha extendido por el mundo y ya no queda nada. Una voz en off nos presenta un escenario clónico de Mad Max y a una protagonista también clónica del guerrero de la carretera. Sólo le falta el perro. A partir de ahí se suceden las escenas anecdóticas que nos muestran lo duro que es vivir en un mundo plagado de muertos vivientes, especialmente si eres estúpido: responde a todas las llamadas de socorro que oigas por la radio y entra en moteles de mala muerte, preferiblemente tú solo. Que alguien me explique qué se espera encontrar en un motel aparte de cadáveres resecos. En una gasolinera, aún lo entendería.

Personalmente eché de menos que hubiese más angustia por esa situación de "fin del mundo": a los muertos se los ve poco y casi juegan el papel de escenario, más que de personaje. Tendrían que aumentar la tensión pero no lo logran ni cuando los ves reunidos a miles a las puertas del complejo de investigación de Umbrella. Los enfrentamientos con ellos se reducen a algunas escaramuzas, y eso que los protagonistas visitan Las Vegas. La explicación que se da para su ausencia es poco menos que cutre ¿unos cuervos mutantes que se los comen a todos?

Hablando de los protagonistas, más de la mitad podrían haber sido sustituidos por siluetas de cartón, porque para el par de líneas de diálogo que tienen antes de desaparecer o ser comidos... se habrían ahorrado el sueldo. Esto de ser comido rápido suele ser tónica habitual en las pelis de zombis, pero aquí roza el absurdo ¿para qué emplear tiempo de cámara en futuros fiambres? Si el director al menos los usase como recurso para generar angustia, tensión o humor, lo entendería, pero no hay segundos para encariñarse u odiar a nadie. Incluso los actores principales son tan planos que pasan sin pena ni gloria. A ratos parece que nos enfocamos en el soldado veterano, otras veces en la jefa de la caravana de supervivientes, otras en la chica adolescente... . Hay que decir que los supervivientes aparecen y desaparecen como por arte de magia, cuando crees que están a salvo los están masacrando y viceversa, dan ganas de que acaben con ellos y dejen de molestar.

Respecto a Milla Jovovich, queda muy bien en los carteles promocionales, eso no se puede negar, pero tampoco cumple las expectativas. Retoma un personaje lacónico y frío, que acabó en la anterior con un giro interesante (su rescate de Umbrella después de sufrir algún tipo de experimento) pero ese detalle ha sido obviado o tergiversado en ésta. Me imagino las decisiones de producción: como no conseguimos que nuestra actriz tenga carisma con patadas de kárate, le pondremos dos cuchillos (unos kukris de risa), como eso tampoco resulta, que lleve dos ametralladoras... tampoco. ¡Ajá, entonces que tenga poderes psíquicos! Pero que sólo los use en una escena, si no se nos sale de presupuesto, o quedan los combates demasiado fáciles, no sé cuál sería el motivo de que pase de ser el profesor Xavier a una telequinética de feria de un momento a otro.

Y la historia en si, bueno, para qué hablar. Se resumiría en "científico malvado busca chica medio zombi por el desierto mientras chica ayuda a supervivientes panolis". No es que este género se caracterice por mucho Shakespeare, pero pudiendo crear un apocalipsis zombi mundial con megacorporaciones, ciudades infestadas, soldados, mercenarios y carroñeros, un futuro oscuro en el que sobrevivir, el guionista optó por... el Sáhara con muertos vivientes. Algo que va empeorando poco a poco, hasta que el espectador se echa las manos a la cabeza y piensa, dios mío, ¿por qué he perdido dos horas de mi vida con esto?

Sinceramente, huid de ella como de la peste.

2 comentarios:

  1. Concuerdo contigo, me considero fan de la saga de videojuegos de resident evil, incluso he recopilado información de los nexos argumentales, cronologías, etc, cosas que solo hace un fan (ya que tiempo no me sobra), pero bueno...

    Con la primera entrega habia quedado conforme ya que si bien no son fieles 100% al juego logran transmitir la ambientación.

    La segunda si bien tiene mucha acción la trama se dispara lejos de los juegos aunque el Némesis quedo muy bien logrado, ahi ya empezo a oler mal la cosa.

    Y bueno ahora me parecio al igual que tu que los malditos guionistas se fueron de copas y pasaban con el día metido en la nariz por que es un argumento pobre. Si tan solo hacia falta que los idiotas se metieran a internet y leyeran de que se trata resident evil y solamente copiar.. listo, por lo menos hacen una mediocridad fidedigna y no una basura sin sentido.

    Un mundo desertico de forma gratuita, poco creible, los sobrevivientes con la mejor piel y cabello brillante de la historia de las películas apocalípticas, Wesker un villano de respeto en la serie es aca un ejecutivo con cara de manager de grupo pop.

    Por lo menos los de maquillaje y efectos especiales pusieron un monstruo que se parecia a Tyrant de RE1, ... algo es algo.

    Lo único que rescato es a la maravillosa Milla Jovovich, que se veia increible como siempre.

    Un mensaje a los guionistas de hollywood que no tienen ideas y se basan en videojuegos sin ni siquiera conocer su trama:
    "APRENDAN DE SILENT HILL" una de las pocas peliculas de videojuegos que vale la pena.!!!!!!!!

    Gracias.. ya me saqué la rabia.

    ResponderEliminar
  2. En imdb, como en cualquier otra página "social" con rankings las notas estan siempre infladas, y la razón es simple: la gente que le gusta una cosa vota mas que la gente que no le gusta (que ni se molestan en hacerlo). Esa es una posible explicación a el 6,4 de esta "bazofia" de película.

    ResponderEliminar