miércoles, 7 de noviembre de 2007

Publicado originalmente el 13 de septiembre de 2005 en el blog Noche en la Ciudad.

Con su aire de rockero desaliñado, chaqueta de cuero y melena leonina, pocos supondrían que tras esa mirada adormilada se esconde uno de los mayores creadores fantásticos de nuestro tiempo. Gaiman es uno de esos personajes escasos como Alan Moore que parecen tener un pie en este mundo y el otro en una dimensión desconocida de la que extraen pequeños fragmentos que compartir con nosotros, simples mortales.

Si tuviese que destacar alguna obra suya sería sin duda la serie de cómics The Sandman, que fue por la que lo descubrí y que se ha convertido en una de mis favoritas. En ella no sólo logró rescatar un antiguo personaje de la editorial DC y dotarle de un papel mucho más trascendente, sino que cambió de arriba a abajo el argumento creando una mitología propia, mezcla de lo clásico y lo cotidiano, elaborada y evocadora. Su mayor mérito es lograr tal familiaridad con el lector que pasar páginas deja de ser puramente lectura para convertirse en algo parecido a un ejercicio de memoria, con los personajes y situaciones regresando desde un limbo perdido en nuestra mente.

El género fantástico no sería el mismo sin esas historias que deben tanto al cuento clásico como a nuestro propio mundo onírico (porque al fin y al cabo, de eso trata The Sandman). Gaiman ejerce aquí de traductor, mezclando, tamizando e hilvanando influencias hasta construir un relato que tiene forma de mosaico sombrío, una versión gótica y alucinada de "Alicia a Través del Espejo". El arco argumental de "Un Juego de Ti" es magistral en ese sentido. Recuerdo levantar la vista de la última viñeta como si estuviese despertando, maravillado de la naturalidad con la que lo cotidiano se había entrelazado con mitos y leyendas, fuesen reales o inventados. "Preludios y Nocturnos", la primera aparición de Sandman como Príncipe de los Sueños, contiene también piezas de increíble belleza (mi favorita es la escena del duelo hablado con uno de los demonios del Infierno) y cada paso hacia su interior es un descubrimiento. Si algo admiro de su obra es la capacidad que tiene de hacerte imaginar y mirar más allá de sus propios límites.

Al margen de su trabajo en forma de cómics Gaiman ha escrito cuentos, novelas ("Coraline", "American Gods"), letras de canciones, guiones de cine (la versión inglesa de "La Princesa Mononoke", por ejemplo), y en general cualquier cosa que se le ponga por delante porque su universo particular parece no tener fin. Actualmente se rueda "Mirrormask", coescrita y dirigida por su amigo Dave McKean, y que tiene aspecto de ser tan sobrenatural como todo en lo que él está envuelto. Por si fuera poco la tarea de hacer real lo irreal está a cargo de la factoría de Jim Henson, una razón más para esperar con impaciencia que llegue a los cines.

Poco más se puede decir, todo aquel que busque una ventana hacia la fantasía, la tiene en cada uno de sus títulos. Lo recomiendo sinceramente.

Ha pasado mucho tiempo desde que escribí este texto, he visto la película, he leído mucho más de Gaiman... y todo lo que dije entonces se ha confirmado más y más. Una reverencia ante el maestro.

3 comentarios:

  1. Actualmente estoy narrando una crónica de ambientación propia con un trasfondo que pretende ser muy Gaiman , mezclando los Libros de Magia y Neverwhere... y es duro de caray. Coincido contigo en cuanto al gran trabajo de este hombre.

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    Mirrormask hace dos años que se estrenó. Podéis encontrarla, con algo de suerte, en vuestro videoclub habitual, aunque con el título (mal) traducido "La Máscara de Cristal".
    Yo tuve la suerte d eir a ver su estreno en Sitges 06 y me impresionó mucho. Muy recomendable. Aunque encuentro que Gaimann se mueve mejor entre las páginas de un cómic.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego Gaimann es uno de los genios de este siglo y el anterior(recordemos que estamos en el siglo XXI) en el ámbito de los cómics. Además que gracias a su estela se han sacado unos cuantos más de la manga como lucifer(que yo colecciono cuando puedo) que tiene algunas escenas buenísimas... . Otro que me gustó mucho fueron los libros de la magia aunque no me los he leído todos que conste :(((.

    Saludos.

    ResponderEliminar