miércoles, 31 de octubre de 2007

Es difícil resistirse a las extrañas celebraciones que se nos avecinan, sobre todo cuando ya incluso se ven niños disfrazados y calabazas sonrientes por la calle. Ésta es la propuesta para una noche de Halloween alternativa:

Para empezar, tres películas para ponerse en situación (y no, nada de la saga "Halloween"):


  • El Terror Llama a su Puerta (Night of the Creeps): Una infestación de zombies creados por un experimento alienígena fallido amenaza con estropear la noche a unos estudiantes universitarios. Muertos vivientes, babosas mutantes, extraterrestres, un lanzallamas... ¿que más se puede pedir?

  • Zombies Party (Shaun of the Dead): La plaga de muertos vivientes no pilla en buen momento a Shaun, que debe intentar reconciliarse con su novia mientras trata de salvarla con la ayuda de su mejor amigo. Los amigos de ella, su madre y su padrastro se unirán al grupo en su carrera hacia el Winchester, el pub local... donde puede que no estén a salvo pero al menos tendrán cerveza.

  • Rocky Horror Picture Show: Una pareja de recién casados es sorprendida por una tormenta y se ven obligados a refugiarse en un castillo poblado por extraños habitantes, los Transilvanos, y el Dr. Frank N. Furter, empeñado en dar la vida a su criatura, Rocky Horror. No necesita más presentaciones.
Después de una cena temática con sesos de mono helados de postre, nada mejor que una partida autoconclusiva de terror improvisada, con un sistema ligero que requiera poca preparación: D6, Falkenstein o RyF. Los personajes pueden ser creados al momento o pregenerados, para seguir con los clichés del género (héroe musculoso de pocas luces, empollón enclenque, chica que grita, chica que no grita y se defiende, policía duro de pueblo, amigos del protagonista que caen como moscas).

Ideas para aventuras (por géneros):
  • Terror Universitario: Un grupo de jóvenes cometen el error de su vida, ya sea liberando un monstruo/s, yéndose de camping al lago maldito o fumando hierba cultivada junto a una central nuclear. Sea como sea, casi todos van a morir de forma horrible e innecesariamente gore. Este tipo de partida se presta a que los jugadores tengan varios PJs que usar cuando muera el actual, o a la creación de dos bandos, el de los vivos y los que ya han muerto e interpretan a zombis, asesinos o vainas extraterrestres que les persiguen. Como siempre, el objetivo no es que un bando gane, sino divertirse.
  • Esta es una Buena Noche para Salvar el Mundo: Los personajes no son personas corrientes, sino superhéroes, mutantes o investigadores con poderes mágicos, al estilo de Hellboy, Constantine o Nocturnals (ver imagen), que descubren un plan para conquistar el mundo (o destruirlo, o abrir un portal demoníaco) precisamente hoy. Con la ventaja que da que las calles estén llenas de gente disfrazada y nadie se extrañe de que haya fuegos artificiales y explosiones, deberán evitarlo. Se recomienda el uso de abundantes sicarios, sean thugs, ninjas con cabeza de calabaza o espectros de tercera fila, muchas bromas, acrobacias y proezas imposibles, para llegar al gran final... todos hemos visto Cazafantasmas, ¿no?
  • Otro Terrorífico Castillo Embrujado: Siglo XIX. En las montañas del Harz de la Baja Sajonia se alza un caserón, temido por los lugareños desde hace varias generaciones. Puede ser un palacio "casi" deshabitado, un viejo sanatorio para la nobleza alemana o un enclave militar usado como residencia. Los protagonistas son invitados, pasan por casualidad en una ventisca o son secuestrados. Sea como sea, acaban allí en una situación que puede ir desde el baile de disfraces que no es lo que parece hasta la exploración de catacumbas olvidadas, pasando por la cena con una familia en la que todos son asesinos o el delirio al estilo Alicia en el País de las Pesadillas. El ambiente antiguo y recargado puede ser un elemento más para el terror.

1 comentarios:

  1. Lo que hice este Halloween:

    1. Partida de Take your daughter to the slaughter, en la que asistimos a un divertidísimo desfile de adolescentes de instituto, locos, zombis, vampiros, caníbales, plantas carnívoras y otras entrañables criaturas.

    2. Partida a La Llamada de Cthulhu. Con un módulo clásico entre los clásicos, La Casa Corbitt. El módulo que más veces he arbitrado, y todavía no me canso.

    ResponderEliminar