lunes, 17 de septiembre de 2007

Veinte años son bastantes, y si no que se lo digan a John McLane, que allá por 1988 empezaba su carrera de acciones arriesgadas para salvar primero un edificio, luego un aeropuerto, más tarde la ciudad de Nueva York... y para terminar, los Estados Unidos. Es de suponer que en una futura quinta entrega de la saga, este policía de familia rota y problemas con la bebida (ahora solucionados), salvará el mundo, o como mínimo un continente. Es una suerte que le tengamos ahí para ponernos a todos a salvo.

"La Jungla 4.0", parte de una premisa que con menos presupuesto y peor realizada nos daría risa, o la protagonizaría Dolph Lundgren: un pirata informático que ha participado sin saberlo en una conspiración para sumir en el caos los EE.UU sufre un intento de asesinato. Por suerte el encargado de mantenerle con vida no es otro que John McLane, que hará todo lo posible por llegar al fondo del asunto, más todavía cuando el enfrentamiento afecte a su hija y se vuelva en algo personal.

Hackers, conspiraciones, Kevin Smith haciendo de ultra-geek que vive en un sótano entre figuritas y posters de Star Wars... menos mal que la acción comienza a desenvolverse casi desde el primer segundo y está bien llevada, si no sería para echarse a llorar.

La primera parte es especialmente buena en lo que tiros, golpes y demás se refiere. Todo se ve muy "profesional" y serio. A medida que avanzan los minutos, sube el volumen de las explosiones (la escena del avión) y se pone en marcha más maquinaria bélica, con pirotecnia y potencia de fuego a mansalva, a veces hasta un punto increíble (la escena del avión). Ante ese despliegue de medios, McLane tiene su cara dura, un aguante envidiable y sobre todo, un buen par. Todo se resume en... ¡la escena del avión! Y todavía dice Bruce Willis en las entrevistas "no soy un superhéroe".

Del guión poco se puede decir, es funcional y tiene los giros que suelen esperarse en esta serie de películas. El componente informático no se vuelve una navaja suiza "sirvo para todo" (aunque por poco) asi que la credibilidad no se resiente demasiado. De todas formas nadie irá esperando a diálogos propios de Shakespeare.

Respecto a los actores, Willis ya está algo mayor y él mismo hace referencia a ello un par de veces. El actor, ahora totalmente rapado, o simplemente calvo, se golpea, lesiona y sangra tanto como en cualquiera de las anteriores. Su repertorio de frases se ha vuelto más ácido y menos bromista, lo que cuadra con su situación personal después de 20 años al servicio de la ley con pocas recompensas. Su compañero esta vez no tiene los recursos verbales de Samuel L. Jackson pero da bien el contrapunto de joven geek cobarde que cree que lo sabe todo. Lo que más se ha criticado por ahí es el poco carisma de Timothy Oliphant (al que veremos como Hitman ¡horror!) como malo oficial y tienen toda la razón: aparece poco, mal y sin resultar en ningún momento amenazador. Es una pena que su socia/amante/guardaespaldas, Maggie Q, no tenga más escenas, porque ella si que es una verdadera antagonista de nivel.

Como conclusión, la película me ha gustado, pero es curioso tener que reconocer que no la usaría como argumento de una aventura. Puede que nos hayamos vuelto muy exigentes con el tiempo o que realmente el cine actual esté diseñado como puro espectáculo, para poder "desconectar" en la sala y poco más. Al menos si en las partidas seguimos queriendo más profundidad es una buena señal (por cierto, "La Jungla de Cristal" original si que creo que funcionaría como aventura one-shot).

3 comentarios:

  1. Je, ese comentario me ha hecho gracia porque algo parecido dije de Sunshine.

    Primero perforaron un meteorito (Armageddon). Luego perforaron la tierra (el Nucleo). Lo siguiente, fue perforar el sol (Sunshine)...

    La galaxia?
    El centro del universo?

    Y es que hay poca creatividad ultimamente el Hollywood.

    ResponderEliminar
  2. Un colega mío se cachondeaba diciendo que en la quinta parte salvarían la Tierra y en la sexta, el universo.

    Otro colega mío, con bastante sorna, le contestó que la sexta parte ya se había hecho y se llamaba El Quinto Elemento, así que solo les quedaba por hacer la quinta XDDDDD

    Sláinte!

    ResponderEliminar
  3. No se si soy el único al que le pasa, pero odio a la gente que hace las traducciones de los nombres de las películas.
    Me gustaría también saber a qué mente retorcida se le ocurre traducir "Live Free or Die Hard" como "La Jungla 4.0"...

    Perdón por el ranting... pero en algún lado lo tenía que decir.

    ResponderEliminar