lunes, 16 de julio de 2007

Era difícil confiar en que "Transformers" fuese una buena película sabiendo que la dirigía Michael Bay, cuya mayor contribución al cine han sido explosiones y ritmo de videoclip. "La Roca" es el único título suyo que me ha gustado y todas en las que ha participado como productor me resultan parecidas, en la línea de Jerry Bruckheimer: efectismo y cuantas más cosas salten por los aires, mejor. Pero la verdad es que a pesar de todo salí de la sala con la impresión de haber visto una historia entretenida, y con todos sus defectos, un buen homenaje a la serie de televisión.

"Transformers" tiene varias historias bien diferenciadas, que pueden enganchar más o menos, depende de si nos gustan los tiroteos o las relaciones entre personajes y la comedia. Por una parte está la principal, la del chico torpe que intenta ligar con la chica guapa del instituto con la única ayuda de su coche nuevo. Esa es muy típica y bastante previsible, pero los toques de humor y la buena actuación de Shia LeBoeuf (que hará de hijo de Indiana Jones en su próxima película) y Megan Fox la salvan. Por otro lado tenemos la trama de los marines que tratan de sobrevivir en el desierto después de un ataque de los Decepticons, para mi gusto la mejor: mucha acción y toda la maquinaria del ejército enfrentándose a los robots gigantes. En paralelo hay conspiraciones que parecen sacadas de cualquier manual, con organizaciones secretas del gobierno, una expedición al Polo, artefactos extraños que todo el mundo busca... . Ese toque pulp que tánto mejora cualquier argumento.

Y hablando ya de una vez de los robots que se convierten en vehículos, que es de lo que se trata, Bay se ha alejado del estilo de la serie original y ha hecho bien. Era imposible trasladar la simplicidad de los dibujos a la imagen real y que pareciese creíble. Los transformers son aquí máquinas vivientes y se pueden ver ruedas y engranajes por todas partes, con pocas superficies lisas o de carrocería. El punto malo de todo esto es que a veces resulta algo confuso, no hay muchos planos generales en los que se puedan apreciar las transiciones y los combates son bastante acelerados (al menos a mi me lo pareció). Me gustó la explicación de cómo y por qué Autobots y Decepticons adoptan el aspecto de vehículos de la Tierra. También me alegro de que Optimus Prime me recordase al de toda la vida, cosa que Megatron no, pero era de esperar. Un supervillano que se transforma en pistola no encajaba en ninguna parte.

En el punto negativo, el humor que resulta simpático en el caso del pobre Sam (Shia LeBoeuf) se pasa de rosca cuando aparece John Turturro como el poco creíble agente del supersecreto Sector 7. Las partes "de broma" como los Autobots tratando de pasar desapercibidos en la descacharrante escena del jardín pueden resultar un poco fuera de tono (menudos guerreros extraterrestres). Hay que recordar que es una peli basada en una serie de dibujos animados así que... casi todo vale. No se le puede pedir demasiada seriedad, aunque reconozco que disfruté más con esa primera escena de combate a vida o muerte entre soldados y robots en la base de Qatar, cuando el tono era más duro y menos para niños.

La épica que tanto le gusta a Michael Bay funcionó esta vez y personalmente no quedé decepcionado. Puede que por fin el director haya encontrado una historia donde esos planos con amaneceres de fondo, soldados heroicos salvando el mundo e hiper-mega-batallas tengan sentido. Tenía miedo de que "Transformers" fuese un bodrio hecho para atraer a la gente a las salas a comer palomitas y hacer taquilla. Por suerte, aunque las palomitas se pueden comer igual, es con algo que no me da la sensación de haber tirado los 6 euros.

Dicho esto, si las previsiones son correctas, "Transformers 2" se estrenará en el 2009. Se supone que del éxito de la primera entrega dependía también la viabilidad de una posible película en imagen real de "Evangelion". Viendo las cifras en taquilla, muy por delante de cualquier otro estreno de este verano, no deberían dudarlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario