martes, 10 de abril de 2007

ESPANA VIRUS TERRORISTA EN AGUA POTABLE

Virus Intoxica Agua potable en Espana, informamos a los ciudadanos que no consuman agua ya que contiene un virus debido a un acto terrorista. Al momento no sabemos la gravedad del Incidente, si sabemos que hay infectados por tomar AGUA INFECTADA CON VIRUS !!


Aunque normalmente el correo basura es sólo eso, basura, hay ocasiones en las que uno encuentra cosas sorprendentes. En este caso el encabezado ya llamaba la atención ¿virus terrorista en el agua? Sonaba como el argumento de una película de James Bond. Investigando un poco descubrí lo que ya imaginaba, que era todo un engaño para hacer clickar al receptor en una página que descargaba software dañino, troyano o gusano, no estoy seguro. Aun así el cuerpo del mensaje sugería varios argumentos de partidas.

Para empezar la idea es buena, como terrorista es lógico atacar las reservas de agua, igual que las telecomunicaciones o cualquier infraestructura vital, por ejemplo las plantas de energía. Un atentado sincronizado de estas características puede provocar el caos a gran escala en todo un país.

Imaginemos el caso del agua infectada como el detonante de una campaña, o de varias, dependiendo del grado de ciencia ficción que queramos emplear. Pensaremos en que tipo de virus se ha utilizado ¿similar al del botulismo? ¿Al del ébola? ¿O una cepa sintética creada por una megacorporación que provoca efectos terroríficos en los afectados? ¿Cuál es su tiempo de incubación, los síntomas que provoca y en que periodo se produce la muerte del sujeto? Un virus de acción rápida puede saturar los servicios médicos y causar mucho pánico, pero uno de acción lenta se extenderá antes de que se sepa siquiera y será devastador. También habría que decidir la magnitud del atentado ¿sólo en un país o en varios a la vez? ¿En las cisternas que abastecen la capital o en todas las de las ciudades más importantes? Si el virus es capaz de reproducirse ¿qué posibilidades hay de que se vaya de las manos y se descontrole? En una vertiente más política, se puede simular lo que haría un gobierno en un caso como este, haya chantaje (liberar presos, pagar rescate) de por medio o no.

Algunas ideas:

  • Caos Urbano: No hace falta irnos demasiado lejos para que las cosas se pongan feas. Sólamente con el rumor de que el agua está infectada (no se puede beber ¿no se puede entrar en contacto?) y algunas muertes para apoyar la hipótesis, la población de las grandes ciudades se vería inmersa en una espiral de paranoia que degenerarían en caos y violencia si se prolongase demasiado. Aunque el gobierno diese una respuesta rápida y se plantease organizar un servicio de camiones cisterna, probablemente se quedarían cortos, o en tiempo o en volumen. Se acudiría en masa a los supermercados para comprar (o saquear) el agua embotellada, se viajaría al campo o fuentes naturales por ella, se haría acopio, se pelearía por ella. Por muchas alternativas que haya, ninguna es suficiente para abastecer a millones de habitantes. Lo que al principio se tomaría como una broma, porque a fin de cuentas se pueden beber otras cosas, si no se controla acabaría en un desastre en pocos días. Más todavía si el recuento de muertos sigue subiendo.

    Esta ambientación podría ser jugada como campaña realista de supervivencia urbana, en la que un grupo de ciudadanos, los jugadores, tratan de mantenerse con vida mientras tódo a su alrededor parece enloquecer. Más detectivesca sería la opción de investigar quién ha provocado esa locura.

  • Post Apocalíptico: Relacionado con el anterior y planteado como una posible secuela, este escenario trataría sobre las consecuencias de un colapso total de la civilización. Quizá el virus usado para atacar un depósito de agua mutó y se extendión de forma imparable a todas las reservas, primero de la misma zona, luego del país y luego... . El tono sería a lo "Mad Max" pero el agua se volvería más preciada que el oro, habría ciudades-estado, nuevos países organizados en torno a reservas de agua o aquellos que pudiesen purificarlas o almacenarlas, cultos religiosos que hablarían de la "plaga" como un castigo divino, etc.

  • El Último Hombre Vivo: Empezando con lo fantástico, quizá el virus sea tan letal que mate a un 99.9% de la población, dejando a los pocos supervivientes aislados tratando de encontrarse y organizarse. O de enfrentarse hasta la muerte. O puede que el porcentaje de letalidad no sea tan alto, sino que una gran parte de los infectados desarrollen trastornos físicos (mutantes) o psicológicos (paranoia, megalomanía, esquizofrenia) que los hagan impredecibles para el resto. Incluso se podría dar la mezcla de ambos, mutantes paranoicos que odian la humanidad.

  • Zombis Sendientos de Sangre: Finalmente y como no podía ser de otra forma ¿y si el virus extiende la enfermedad zombi? Millones enfermarían y morirían para levantarse al poco tiempo buscando beber cualquier líquido, sobre todo la sangre de los vivos. Lo interesante de este concepto es que puede romperse el modelo clásico, ya no serían los muertos vivientes los que transmitirían la enfermedad sino el agua.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada