jueves, 31 de agosto de 2006

Se conoce como "Dust Bowl" a un fenómeno que se originó en Estados Unidos en los años 30 y que duró casi una década. Uno de sus rasgos más característicos, aunque no el único, fueron gigantescas tormentas de polvo que arrasaron el desertizado centro del país, provocando la ruina a familias de agricultores. El éxodo subsiguiente a las ciudades fue retratado por John Steinbeck en "Las Uvas de la Ira".

Años de sobreexplotación del suelo de las llanuras, posteriormente a la I Guerra Mundial, sumado a malas técnicas agrícolas, provocaron una situación muy delicada en la que sólo las lluvias constantes mantenían la producción y la fertilidad estables. En el momento en el que esas lluvias no llegaron, la tierra dejó de producir y su superficie se transformó en polvo. A la vez que cientos de familias tenían que emigrar, los fuertes vientos levantaron enormes nubes de ese polvo, tan oscuro que llegaba a ocultar el sol. El cielo se volvió negro y en algunos lugares, ese invierno la nieve cayó roja.

En el juego
El dust bowl, como fenómeno natural pero algo extraño y a veces siniestro, se puede usar como marco o excusa para partidas. Funcionaría bien en una campaña de tintes realistas o políticos, por ejemplo, con los jugadores tratando de averiguar que motivos corporativos o de poder hay detrás de la catástrofe. ¿Quizá en las altas esferas alguien espera que los agricultores recien llegados a las ciudades sean votantes dóciles y fáciles de influenciar? ¿O que se conviertan en mano de obra barata con la que intentar resistir la Gran Depresión?

Si queremos darle un toque más sobrenatural (el que yo prefiero), hay varias tramas posibles:

  • Los Demonios del Desierto: Los protagonistas son diferentes habitantes de las llanuras o viajeros de paso que se reunen en un pueblo fantasma a refugiarse de las tormentas. Durante su estancia, descubren que los fenómenos meteorológicos no son tan casuales como ellos piensan y hay gigantescos "demonios del polvo" recorriendo las planicies y cobrándose muchas vidas. Descubrir quién los ha invocado, por qué y si es el culpable del "dust bowl" será su tarea.

  • Señales en el Suelo: Un fotógrafo que recorre las grandes llanuras regresa a la ciudad de Chicago con una intrigante captura en su cámara. En una zona rocosa dejada al descubierto por el viento, se ven unos extraños símbolos. Como agentes del gobierno, los jugadores son enviados a lo peor de las tormentas a averiguar qué significan. Una vez allí, se encontrarán con que los símbolos no son lo único que han destapado los torbellinos... .

  • Caravana a Ninguna Parte: En la caravana de vehículos que atraviesa a duras penas el territorio en dirección a California, en dirección a un futuro mejor, comienza a desaparecer varias personas. ¿Perdidos entre la marea de polvo que no deja ver a un metro? ¿O quizá usados para otros fines más terroríficos? Las desapariciones se siguen repitiendo y cuando se descubre un coche vacío con libros escritos en un idioma extraño, con manchas de sangre, un grupo de viajeros (los jugadores) deciden tomar cartas en el asunto. Pero investigar en esa peligrosa noche infinita, a la luz de la veintena de coches de la caravana, entre desconocidos, no será nada fácil.

0 comentarios:

Publicar un comentario