viernes, 14 de julio de 2006

El planteamiento de juego debe ser muy abierto, hay personajes que saben cosas pero ninguna línea principal de acción. Esa deben crearla los jugadores. Hay que tener en cuenta los efectos de la línea temporal de la maldición, que puede hacer muy difícil llevar adelante la investigación.

Continuación de la Trama: Después de que los protagonistas estén sobre aviso, es su responsabilidad decidir que camino de investigación toman. Se encontrarán con dos obstáculos, en primer lugar la policía comenzará a recabar información en cuanto pasen las horas y los fenómenos extraños se multipliquen. A medida que la situación empeore el caso pasará directamente al detective Edgar Berger*, mucho más duro e incisivo que cualquier hombre de azul que hayan visto hasta entonces. Las redadas en los clubs dudosos se multiplicarán y el acoso será extremo. En caso de enfrentamiento o arresto hay muchas probabilidades de sufrir un "accidente" de camino a la comisaría o en sus calabozos. Hay que recordar que Berger tiene un cadáver extraño en la morgue y jugando bien sus cartas, alguien que sea detenido podría averiguarlo... aunque luego no sobreviva para contarlo.

El segundo problema será el cazador de tesoros y traficante de reliquias Oleg Kamo*, que evidentemente no se presentará de esa forma. Pueden encontrarse con él en locales de temática sobrenatural como el Das Heisenberg el Grotto o el Loto Negro. Aparentará saber mucho sobre lo que está pasando pero en realidad tratará de sacar toda la información posible a los protagonistas, de una forma discreta. Dará explicaciones creíbles a lo que está pasando ("una antigua reliquia perdida") y se prestará a acompañarles, con la intención de traicionarles o venderles a la policía en cuanto obtenga lo que él quiere, aunque realmente todavía no sabe lo que es.

Moverse por las calles intentando recabar información puede conducirles también hasta Rupert Weisz*, que les dirá lo que sabe, a cambio de otra pieza de información (la presencia de Oleg Kamo en la ciudad puede servirle) o un objeto (queda a discreción del master si es suficiente algo que porten ellos u otro en concreto, cuya búsqueda puede ser una subtrama a contrareloj). Lo que Weisz sabe es que la maldición tiene que ver con el Maestro Durgan*, aunque duda sobre si la ha realizado él o es sólo alguien relacionado. Les recomendará que tengan cuidado, aunque no dirá nada más. Si se mueven en círculos más altos y tienen cierto tipo de contactos, quizá pueden llegar indagando hasta Karen Wright*, incluso llevándose la errónea impresión de que ha sido ella quien ha lanzado la maldición (calumnias de sus enemigos). Wright les puede proporcionar un dato interesante, si saben tratarla con el respeto que merece: un ritual tan poderoso habitualmente se cobra una vida humana, ya sea en forma de sacrificio o matando directamente a aquel que se atreve a ponerlo en marcha (esto puede llevarles a la policía a investigar desapariciones o asesinatos rituales, y de ahí al hombre tatuado de la morgue... pero no habría que ponérselo fácil).

Encontrar al Maestro Durgan en su ático de Central Park no será tarea fácil y si logran llegar hasta él la entrevista será descorazonadora. Durgan aparentará ser un gurú sin conocimientos sobrenaturales, que engaña y estafa como cualquier otro que se enfunde en una túnica los domingos y hable de la salvación. Si le presionan fingirá ceder y les contará la historia (mentira a medias) del vengativo padre de una chica que juró hacer caer el cielo sobre su cabeza por haberla engañado y haber abusado de ella. Exagerará el extraño comportamiento del padre, insinuando que podría ser un demonológo o un hechicero. Mientras cuenta esto intentará sacar información de los protagonistas para descubrir el foco de origen de la maldición. La realidad es que sabe que alguien la ha lanzado para destruirle o como mínimo atemorizarle, sin importarle arrasar la ciudad por el camino. Si encuentra el foco podrá pararla, si no tendrá que abandonar su feudo y regresar al Infierno por una temporada.

La manera de parar la maldicion es leerla hacia atrás y quemar el foco, algo que pueden saber Oleg Kamo, Karen Wright y el Maestro Durgan, pero que no dirán si no se les pregunta directamente.

A partir del momento en el que haya información en movimiento y se visite a los diferentes personajes, pueden ocurrir varias cosas. Si Berger sospecha que el cadáver tiene algo que ver con lo que está ocurriendo, lo pondrá bajo llave, haciendo casi suicida la tarea de llegar hasta él (la morgue está en la comisaría, fuertemente protegida). También puede ocurrir que sea Oleg Kamo el que se de cuenta de que su preciada reliquia es en realidad un tatuaje en la piel de un muerto... pero eso no le detendrá para despellejarlo, llevárselo e intentar salir de la ciudad. Karen Wright puede actuar como aliada o enemiga, según sea el trato que tengan con ella. Hay demasiada gente que le debe favores como para molestarla, o aparte de la policía tendrán que preocuparse por los matones que les sigan a todas partes. Finalmente, seguidores de Durgan pueden ponerles trampas, emboscadas o guiar a la policía hasta ellos si le ponen las cosas difíciles a su amo. En el caso más extremo, si creen que es Durgan el causante de todo y descubren su forma demoníaca, el enfrentamiento será inevitable y tremendamente peligroso. Sobre todo teniendo en cuenta que destruirle no terminará con la maldición.

El origen de todo es un ritual realizado por el Maestro Durgan en su ático hace 6 meses, en el que murió (o fue sacrificada, según las versiones) la joven Eileen Simmons. La persona que yace en la camilla con la espalda tatuada es su padre, Isaiah Simmons, que vendió su alma a un demonio rival de Durgan para tener el poder de aniquilarle Pidió realizar la maldición más destructiva posible sobre su territorio, sin importarle morir en el proceso. Fue tatuado y se apuñaló a sí mismo, quedando su cadáver abandonado en las calles de Nueva York. Sabía que al leerse el mensaje en la mesa de autopsias, se pondría en marcha su venganza.

* Consultar fichas de personajes en un post anterior.

1 comentarios:

  1. Muchas gracias por la historia. Me ha dado una buena idea para adaptarla a mi campaña de Kult con cierto malo recurrente que tengo y que cae muy bien a los jugadores ;-)

    ResponderEliminar