lunes, 17 de julio de 2006

No suelo hacer comentarios de libros que no he terminado de leer, por razones obvias... si no lo he finalizado no me parece correcto emitir un juicio de valor. Pero voy a hacer una excepción porque no veo remedio al desastre en forma de novela que tengo entre manos, y me apetecía compartir mis ideas con otros que puedan darme su visión... o quizá ánimos para seguir leyendo. "Ilión I: El Asedio" es una de las últimas novelas de Dan Simmons, en un terreno, la ciencia ficción, en el que ha dado obras maestras, para mi gusto, como la saga de Hyperión.

Cuando leí la sinopsis varias cosas me hicieron desconfiar. El erudito Thomas Hockenberry es revivido en el futuro por unos pseudo-dioses homéricos que habitan el Monte Olimpo de Marte. Su misión es viajar en el tiempo para comprobar si la Guerra de Troya ocurrió tal y como se narra en La Iliada. Las reminiscencias del nombre "Ilión", el uso para apoyarse de un texto clásico, un personaje del pasado resucitado... me pregunté si Simmons estaría repitiendo los temas de Hyperión (John Keats y Los Cuentos de Canterbury, en ese caso). No me esperaba ese patinazo de uno de mis autores preferidos, aunque después de ver las secuelas "Endymion", cualquier cosa era posible.

Finalmente no ha sido así, no hay "autoplagio", aunque los paralelismos superficiales son evidentes. "Ilión" peca para mi gusto de falta de estructura y de objetivo claro. Hay varias líneas argumentales transcurriendo a la vez, relacionadas pero sin un "destino" que el lector pueda tomar como referencia. Los personajes sufren de falta de iniciativa (algo fatal según los manuales de guión cinematográfico), reaccionan ante los acontecimentos, no los crean ellos mismos, en una historia que va surgiendo a trompicones. Hay que reconocer la riqueza de las descripciones y la originalidad de Simmons, como siempre, al tratar la tecnología futurista. Pero aparte de espectaculares batallas (tampoco tantas) poco he sacado de la lectura de esta primera entrega, hasta el punto de que lo abandoné durante días y no lo eché en falta, mala señal.

Sé que probablemente tenga que esperar a los tres siguientes tomos para apreciar la obra de Simmons al completo. Tampoco debería compararla con "Hyperion" porque son obras muy diferentes, al margen de las coincidencias que he mencionado, soy consciente de que poco tienen que ver. Incluso en calidad. Cuando pueda permitírmelo (porque la maniobra editorial de hacer cuatro tomos de algo que fuera se publica en dos tiene tela) completaré la saga. Voy a intentarlo porque realmente me gustaría apreciar esta nueva serie en lo que vale, el problema es que por ahora, para mí, vale muy poco.

0 comentarios:

Publicar un comentario