viernes, 26 de mayo de 2006

A pesar de una serie de secuelas pésimas (sólo la segunda se salva ligeramente, y porque a fin de cuentas es un remake), El Cuervo sigue siendo un hito en el cine fantástico, una referencia para cualquier aficionado al ambiente gótico o siniestro y una de mis películas preferidas. Esta historia de venganza y amor más allá de la muerte me sigue resultando igual de impresionante más de diez años después.

Antiguamente, la gente creía que cuando alguien muere, un cuervo se lleva su alma al mundo de los Muertos, pero a veces ocurre algo tan terrible, que junto con el alma, el cuervo se lleva su profunda tristeza, y el alma no puede descansar. Pero a veces, solo a veces, el cuervo es capaz de traer de vuelta el alma, para enmendar el mal.


El argumento es bien conocido por todos: un año después de ser asesinado junto a su novia, Eric Draven regresa de los muertos gracias a un enigmático cuervo que le sirve de conexión con el Más Allá. En su búsqueda de justicia se enfrentará con la banda de Top Dollar, que domina los bajos fondos de un Detroit oscuro y corrupto. Por el camino veremos imágenes retrospectivas de su vida pasada, irá apareciendo una galería de personajes a cada cual más particular y conoceremos el sufrimiento de sus recuerdos. Todo salpicado con música y palabras cargadas de sentido poético. Como telón de fondo, la noche y la lluvia que nunca cesa.

De esta película surgen muchas cosas a nivel rolero (o simplemente en discusiones freaks con los amigos). Por ejemplo, hablamos de adaptarla a Wraith, en nuestra primera campaña del juego. Que se quedó en sólo una partida, todo hay que decirlo. Quizá sería más adecuada para Kult. Lo que sí que se puede asegurar es que a pesar de que el cartel promocional diga "Believe in angels", Draven no es en absoluto un ángel caído, ni encajaría en un juego de ese tipo. Otra pregunta típica era ¿es Top Dollar un vampiro? Sólo así se explican esas frases suyas: "Desearía volver a tener hambre". ¿Es bruja su "hermana"? ¿Qué poderes otorga el cuervo a aquel al que rescata del purgatorio, al margen de la invulnerabilidad?

Retomando la idea de hacer una campaña, o al menos una partida, basada en El Cuervo, nos encontramos con otro problema que da que pensar ¿tiene sentido el juego en grupo en una ambientación de este tipo? La pregunta que se suele hacer en los foros sobre "cómo reuno a los jugadores" resuena aquí con más fuerza, porque ¿qué hace que media docena de fantasmas se unan? Con vampiros está un poco menos forzado, pero un alma en pena es por definición solitaria, porque la muerte lo es. Un grupo mixto de fantasmas y personas corrientes sería una alternativa quizá algo desequilibrada. Si algún día escribo el guión para jugarla, para que tenga la misma astmósfera y resulte una experiencia interesante habrá un par de condiciones: que sea de noche y que tenga un único jugador.

1 comentarios:

  1. Desde que conocí Witchcraft, pienso que sería el juego (y el sistema) ideal para esta película.....

    ResponderEliminar