sábado, 18 de febrero de 2006

En alguna ocasión, concretamente en el artículo Construyendo Dungeons ya hablamos de la posibilidad de construir la escenografía de nuestras partidas con plantillas de papel o cartulina. Hoy la propuesta es similar, solo que en lugar de castillos, ruinas y mazmorras los modelos serían vehículos de todo tipo.

¿Para qué puede servir? Además de para pasar un buen rato, yo por fin podría poner en práctica el mini-juego de carreras de coches que creé hace tiempo para mi adaptación a juego de rol de la genial película de Michael Caine The Italian Job (1969). Con unos cuantos Minis de papel y unos edificios recortables, por ejemplo los que pueden descargarse de la web de Wizards of the Coast, la diversión está asegurada.

Para aquellos que prefieran algo más de variedad, aunque sólo sea para poner una miniatura nueva en la estantería, en esta página hay recortables de modelos de diversas marcas, desde el Citroen 2CV al Porsche 911.

Más complejos son los esquemas de PaperToys.com, que entre otros incluyen un helicóptero Apache, un avión espía F117 y mi favorito, el Castillo Neuschwanstein, muy familiar para los fans del juego Castillo de Falkenstein.

0 comentarios:

Publicar un comentario