sábado, 24 de septiembre de 2005

Una semana más y con algo de retraso sigo reseñando la evolución de la ayuda de juego "Angelorum" (título provisional hasta que piense uno mejor). En esta entrega hablaré de lo que he sacado en claro investigando sobre la jerarquía de ángeles y demonios.

Para empezar he descubierto que tradicionalmente se considera que existen tres niveles "angélicos" principales divididos a su vez en tres subgrupos cada uno, denominados órdenes o "coros". Dentro de ellas los ángeles, arcángeles, serafines, querubines y demás tipos de criaturas celestiales están organizados según sus funciones y su cercanía a Dios. Los más altos serían aquellos que actúan como consejeros suyos y los más bajos los que cumplen misiones entre los hombres. Sus aspectos o "formas celestiales" también varían dependiendo del nivel en el que se encuentren.

No quiero caer en un "estilo White Wolf", describiendo diferentes órdenes entre las que los jugadores deban elegir a la hora de crear su personaje. Esos "grados" estarán concebidos más bien como una escala por la que ellos suben (o bajan) dependiendo del éxito de sus misiones terrenales. Para que esto no limite la espectacularidad del juego y evitar el síndrome de empezar partidas siempre en niveles bajos, como ocurría en D&D, el grado de poder real de un ángel o un demonio no tendrá que ver directamente con su escalafón. Lo que sí estará controlado por él será su "poder potencial", y el abanico de habilidades sobrenaturales disponibles.

Respecto a los ángeles con nombre propio existe una larga lista en la que destacan Azrael el ángel de la muerte o Gabriel el mensajero de Dios, además de otros muy conocidos como Miguel o Rafael. Viendo el nivel de detalle con que los describe la angeología sería interesante recopilar una serie de fichas con sus atribuciones, personalidad, representación habitual y habilidades, para que luego puedan servir como personajes no jugadores.

En el bando opuesto, los demonios también poseen una división jerárquica, que según algunas fuentes reproduciría la de los ángeles. Mi intención sin embargo es hacerla ligeramente diferente para dotarles de más personalidad y que no sean un simple espejo. En mis notas preliminares los demonios se organizarían segun el círculo del Infierno al que perteneciesen (inspirado en la "Divina Comedia" de Dante) y ya en su interior estarían asignados a una legión u otra. Este enfoque más militar permitiría crear "mandos" y dar la impresión de gran ejército que amenaza con invadir la Tierra y se enfrenta a unos pocos, pero poderosos, guerreros del Cielo.

Y si la lista de ángeles con nombre propio era extensa, la de demonios lo es más todavía, debido en parte a que "demonio" no es un concepto exclusivamente cristiano sino que muchas culturas lo poseen. Esto nos lleva a otro punto y es si el referente principal para este suplemento será la Biblia y la visión tradicional católica o hay cabida para elementos interesantes de otras religiones. Mi filosofía es que la diversidad enriquece así que la recopilación de datos se hará con amplitud de miras, sin descartar nada. Luego habrá que decidir si se incluye tal cual o en un capítulo específico titulado "Ángeles y Demonios en otras culturas".

En el caso de los demonios también habría que rellenar una serie de fichas con los más importantes, su rango, poderes, funciones, nombre tradicional, etc, que se utilizarían como referente y "superiores" de los personajes jugadores.

La semana que viene (por fin) hablaré sobre el sistema de fe y otros aspectos del reglamento.

2 comentarios:

  1. Puedes buscar inspiracion si no lo has hecho ya en "Crimson" comic de Madureira con angeles y Demonios.
    Si puedes hay un numero extraordinario con unos Angeles que se reunen en un bar en Navidad debe ser el 8 o 9.
    Te dara también mas enfoques sobre la aptitud de los angeles
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la recomendación Capitán Canalla, intentaré conseguirlo. Cómics sobre el tema por ahora he leído algún número de The Sandman de Neil Gaiman, que retrata de forma interesante las disputas entre el Cielo y el Infierno.

    Te lo recomiendo. Un saludo.

    ResponderEliminar