sábado, 4 de junio de 2005

Hoy he rescatado de una tienda de segunda mano dos suplementos del juego de miniaturas "Warzone", basado en el juego de rol "Mutant Chronicles" de la desaparecida Target Games. No lo he hecho porque piense utilizarlos sino por nostalgia, por lo mismo que colecciono viejos juegos de cargas (Kult, Mythos, Netrunner, qué tiempos aquellos), números antiguos de la revista Dragón y muchas cosas más. Reliquias de un pasado que al menos para el rol fue casi perfecto.

Mutant Chronicles nunca llamó demasiado la atención, quizá porque a grandes rasgos a todos nos daba la impresión de ser una copia burda de Warhammer 40.000. A lo mejor no lo era tánto, pero hay veces que los parecidos matan. Su trasfondo no dejaba de ser el de la clásica lucha del bien contra el mal, situada en un futuro lejano y adornada con tintes militaristas... algo que a todos nos sonaba muy familiar.

A pesar de todo era un juego con ciertos destellos de personalidad interesantes. Por un lado esta el tono pseudo-ciberpunk de la ambientación, con las corporaciones dominándolo todo. Por otro la mística de la lucha contra las Legiones Oscuras, que no aparecían como un enemigo gris y genérico sino que estaban comandadas por demonios con nombre y apellidos. Y sobre todo el énfasis en el combate, que podría haber dado mucho de sí, si se hubiese enfatizado el papel heroico de los jugadores.

Se le suele achacar a Mutant Chronicles su irregularidad, que intentaba englobar muchas cosas sin brillar en ninguna y que su sistema era complejo y algo caótico. No sé si era tan malo como para desaparecer de la manera que lo hizo. Es probable que hoy en día, con el mercado más atomizado y propuestas para todos los gustos, hubiese corrido mejor suerte. Dudo mucho que nadie lo reedite, así que es algo que nunca sabremos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada