miércoles, 25 de mayo de 2005

Si una ciudad podía ostentar el título de "la más decadente del mundo" en los años 20, esa era Shanghai. Situada en la costa este de China, no fue más que una aldea de pescadores hasta que en siglo XVII, tras la primera Guerra del Opio, los ingleses y los franceses se establecieron en ella. A partir de ese momento su expansión fue imparable y pasó a convertirse en un puerto clave y destino para todo tipo de aventureros, contrabandistas y ladrones.

En 1920 Shanghai estaba dividida en tres sectores, el francés, el inglés y el chino. Al margen de la ley del país, estas "zonas libres" estaban plagadas de fumaderos de opio, prostíbulos y casas de juego. Las mafias y en especial la llamada "Banda Verde" controlaban todos los negocios ilegales, sin preocuparse por una policía que o era corrupta o estaba compuesta por miembros de su propia organización.

El líder de la Banda Verde era Du Yuesheng, que se había unido a ella muy joven y había ido escalando puestos hasta convertirse en el "rey de las Tríadas". Con importantes contactos en la policía de la zona francesa y los nacionalistas chinos, Du manejaba a sus anchas el tráfico de drogas y oro, contrataba asesinos a sueldo y extorsionaba a los comerciantes. Todo sin oposición, ya que enfrentarse a él podía suponer aparecer flotando en las aguas de río Huangpu.

A nivel de juego Shanghai es un escenario inmejorable para una campaña que se desarrolle en Asia en los años 20 o 30. Las tríadas, los funcionarios corruptos, las sociedades secretas y la peligrosa rivalidad política de esos años pueden ser el trasfondo perfecto para todo tipo de aventuras.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada