viernes, 22 de abril de 2005

Las principales bandas de Nueva York declaran una tregua para poder reunirse en el Bronx, a petición de un respetado líder, Cyrus. Cuando éste es asesinado, los Warriors son injustamente acusados del crimen y deben atravesar la ciudad para regresar a su territorio en Coney Island. Por el camino se enfrentarán a algunas de las más violentas tribus urbanas, la policía y los verdaderos culpables.

Esta impresionante película de Walter Hill no intenta reflejar la realidad de las bandas neoyorquinas de los 70, sino que las deforma y exagera imaginándolas en un futuro cercano. El resultado es hora y media de acción al límite mientras acompañamos a los fugitivos por los diferentes barrios de la ciudad. Todo un clásico.

"The Warriors" puede convertirse en un buen argumento para una partida de una tarde, con cinco jugadores interpretando a los protagonistas. No hay que esperar demasiadas complicaciones porque su estructura es muy lineal, pero puede dar bastante juego como reto interpretativo. El personaje de Swan, el líder, será un desafío para cualquiera. Algunas alternativas a la trama original son darle más importancia a la investigación de la muerte de Cyrus, incluir bandas diferentes o centrarse en la relación entre ellas en vez de en el combate (como ocurre en la película con los Huérfanos, por ejemplo).

Como curiosidad hay que decir que está inspirada en una obra griega escrita por Jenofonte varios siglos antes de Cristo. Titulada "Anabasis", narra como varios miles de soldados espartanos tuvieron que luchar para volver a su hogar tras ser derrotados junto al emperador persa Cyro en Asia Menor.

0 comentarios:

Publicar un comentario