lunes, 21 de febrero de 2005

Estos días me he encontrado en varias páginas que visito referencias a un artículo del Ministerio de Educacion sobre los juegos de rol. La noticia era que basándose en varios estudios, intentaba desmontar la imagen que tiene la gente de nuestra afición y eso, viniendo del Gobierno no está mal... pero desgraciadamente habría que decirles que no sirve de nada.

Desde hace años los jugadores de rol llevamos "el estigma", una marca que nos caracteriza ante los que no nos conocen y oyen hablar del tema por primera vez. La primera imagen que den de uno los medios de comunicación es con la que se queda la gente y nosotros tuvimos la desgracia de vernos relacionados con un crimen.

Personalmente prefería la situación previa, cuando nos movíamos en el anonimato, ignorados. He oído alguna vez la frase "mejor que se hable de uno, aunque sea mal"... mentira cochina. Si antes tenías que pelear contra la indiferencia de los responsables de publicidad o locales municipales a la hora de organizar cualquier actividad, ahora tienes que trabajar el doble para eliminar la primera capa de suspicacia y rechazo.

A cualquier ámbito de la vida cotidiana puede ocurrirle algo parecido, pero parece que con los entretenimientos juveniles se ceban especialmente, ahí tenemos el caso de los videojuegos, por ejemplo. Es una pena que la gente esté tan ávida de sensacionalismo y carnaza y los medios estén tan dispuestos a dársela.

Así que, señores del ministerio, muchas gracias por el intento. Procuren empezar por dar más y mejor educación en este país. Alguien con capacidad de reflexion es más probable que rechace el lavado de cerebro de la televisión y saque sus propias conclusiones. A partir de ahí, todo irá rodado.

0 comentarios:

Publicar un comentario